Search OCA
Get Local!
Noticias de BioDemocracia # 37 enero y febrero 2002

Noticias de BioDemocracia
# 37 enero y febrero 2002

La Lucha del Franken - maíz, Relatos Precautorios
por Ronnie Cummins

Asociación de Consumidores Orgánicos
Organic Consumers Association www. organicconsumers.org

Citas del mes
Explotó en Oaxaca una bomba en la biodiversidad
Notas de traducción
El daño colateral del dumping de maíz
Daños a la salud humana del Franken - maíz
La evidencia creciente incluye:
Las ratas y el Franken maíz, otra historia precautoria
¿Franken maíz o plaguicidas ? elige el veneno
En vez de cultivar Maíz Frankestein, a armar líos

Citas del mes

"La diversidad del maíz es esencial para el futuro de nuestros
sistemas de agricultura. El famoso botánico Jack Harlan ha resaltado
que entre nosotros y un hambre catastrófica, a una escala que no
podemos siquiera imaginar, está de por medio la diversidad
genética".
Despacho de prensa de Greenpeace México 1º sept 01

"Tenemos que alejarnos del concepto anacrónico romántico que las
naciones en vía de desarrollo deben esforzarse por la autosuficiencia
alimentaria" John Block, exsecretario de Agricultura de los EUA,
1986, "Para la gente que desea comprar maíz realmente no hay muchas
opciones, tienen que venir con nosotros"
Bob Kohlmeyer, Cargill Corp, Des Moines Register 15 nov 00

"En la compañía tenemos un refrán, nuestros competidores son amigos,
nuestros clientes son el enemigo". James Randall de la Corporación
Archer Daniels Midland, citado por la Revista Fortune el 26 abril 99

"Los agricultores no quieren escuchar que somos pupilos del
gobierno, que estamos en un programa de tarifas de trabajo" Alan
Libbra, agricultor de Illinois, St Louis Post 5 dic 01

"Sin reparar en lo que la industria biotecnológica quiere que
creamos, la ingeniería genética aplicada a la agricultura, es una ciencia
imprecisa; se apoya en métodos que incluyen la inserción al azar de
elementos genéticos dentro del genoma de una planta. Esto a su vez
puede resultar en el desarreglo de las interacciones complejas entre
genes y puede llevar a resultados potencialmente catastróficos".
Dr Michael Hansen y Ellen Hickey, Global Pesticide Campaigner, abril
2000

Explotó en Oaxaca una bomba en la biodiversidad

El 4 de sept 01 oficiales del gobierno mexicano admitieron que en
Oaxaca detectaron un número alarmante de plantas de maíz
genéticamente modificadas, GM, creciendo a un lado de variedades
tradicionales de maíz, en un área muy extensa del estado.

Notas de traducción
GE, genetically engineered crops or foods se traduce como cultivos o
alimentos GM genéticamente modificados. Muchos cultivos
genéticamente modificados son transgénicos y debido a que la alteración
con procesos de ingeniería genética puede ser muy distinta se agrupan en
"Organismos Vivos Modificados", OVM's o GMO's, genetically modified
organisms. Las fechas se abrevian, sept 00 es septiembre de 2000.

Por miles de años, el maíz ha sido sagrado para los Mayas y para
otros pueblos originarios de México. Los pequeños agricultores han
mejorado y conservado con sumo cuidado por siglos miles de variedades
distintas de maíz, llamadas criollas, que son específicas para cada región
geográfica, tipo de suelo y cada microclima.

El maíz es, todavía hasta la fecha, el cultivo más importante para
una cuarta parte de los 10 millones de campesinos en el país. Las
tortillas tienen un papel central en la dieta de 100 millones de
habitantes de México.

Los críticos han advertido que nunca debía importarse maíz GM,
resultado de los procesos de ingeniería genética a México, que es el
centro más importante del mundo en diversidad genética de maíz, ya
que de hecho la "contaminación genética" (que se transmite por el polen
de las plantas), puede dañar irreversiblemente al conjunto genético de
las veinte mil variedades de maíz del país, e incluso al gene pool
es decir al conjunto de genes de su valiosa progenitora, el teocintle y
a otras plantas silvestres emparentadas. La contaminación viene de
maíces que son transgénicos, resistentes a herbicidas o Bt
recombinados con la bacteria bacillus Thuringiensis, de granos
vendidos a la brava por Monsanto, por Syngenta - antes Novartis - y
por otras compañías agrobiotecnológicas transnacionales.

Bajo presión interna para proteger la biodiversidad del maíz, las
autoridades mexicanas han proclamado una moratoria en el cultivo
doméstico de maíz GM. Mientras tanto han ignorado el dumping, la
compra y distribución de millones de toneladas de maíz importado
barato (subsidiado con impuestos de contribuyentes estadounidenses).
Este maíz GM proviene de corporaciones como ADM, Archer Daniels
Midland y Cargill.

Agrónomos y ecologistas, temen que agricultores mexicanos, hayan ya
diseminado el Franken-maíz importado en la mayoría de las regiones
de cultivo del país, quizá por ignorarlo. Se ha estado plantando maíz
GM procedente de los EUA, que se supone que solamente se vendía para
consumo humano; los campesinos empobrecidos buscan la semilla más
barata para plantar, entonces aumenta su elección por el maíz
contaminado GM que es importado de los Estados Unidos porque es
considerablemente más barato que el maíz que se produce en México
sin subsidios.

El daño colateral del dumping de maíz

Un componente del problema de la contaminación genética en México,
es que los magnos compradores extranjeros de maíz (Europa, el Japón y
Corea) rehusan tercamente comprar maíz alterado genéticamente. En
consecuencia, los exportadores de Norteamérica encuentran una manera
de hacer dumping, es decir una forma de tirar o deshacerse de
cantidades cada vez mayores de maíz contaminado en mercados cautivos
como México, China, Egipto, Colombia, Malasia y Brasil.

Aunque la extensión de los cultivos GM se ha reducido en 30 %,
debido principalmente a la oposición y resistencia global contra los
alimentos Frankestein, el 19 % del maíz estadounidense es GM y está
sembrado en millones de hectáreas .

El dumping de maíz en México se acelerado desde el inicio del TLC,
del Tratado de Libre Comercio, (NAFTA, por sus siglas en inglés). Bajo
la presión implacable de la globalización, México que era un gran
productor de maíz, ha sido transformado en un gran importador, - en
1994 producía el 98% del maíz que necesitaba -, es el tercer
importador en el mundo de maíz del Canadá y los EUA después del
Japón y Corea. La razón de esta transformación es simple. El maíz tiene
un costo de producción para los pequeños agricultores del Canadá y EU
de .3.40 dólares por bushel (saco). El costo de producción en
México para los campesinos es más alto.

Aún así, debido a su control monopólico del mercado, Cargill y ADM,
pagan a $2.00 dólares el saco (un bushel) de maíz a los agricultores
de Estados Unidos, con el resto de los costos pagados con dinero de
los impuestos de los contribuyentes de EUA. Parte del enorme
subsidio se usa para pagar a los agricultores pequeños aunque las granjas
industriales se llevan la enorme tajada de los pagos de ayuda a
productos del campo entre 20 y 30 millones de dólares anuales.

Aún con estos subsidios enormes, cubiertos con dinero de los
contribuyentes, la mayoría de los años los productores de maíz
tienen problema hasta para recuperar sus costos de producción, lo que ha
llevado a familias campesinas, a demandar terminar con el monopolio
del grano de Cargill y ADM. Solamente los productores de maíz
orgánicos que están operando fuera del cartel de ADM y Cargill están
recibiendo un precio justo por su cosecha. Y por supuesto los
productores de maíz orgánico de Norteamérica están cada vez más
alarmados sobre el hecho que la "contaminación genética" o flujo
genético de los campos de maíz GM está empezando a contaminar sus
valiosos cultivos.

En México, la longeva estructura del gobierno para el maíz, para el
abasto, compra y establecimiento de los precios de garantía para
apoyar a los campesinos, así como subsidios al precio de las
tortillas para los consumidores mexicanos, han sido eliminados, todo esto
en favor de Cargill y del poderoso socio mexicano de ADM, la compañía
Gruma/Maseca.

El resultado final de este proceso de globalización, es que los
agricultores pequeños y medianos al Norte y Sur de la frontera, no
pueden ya vivir de sus cultivos, mientras que ADM y Cargill (y sus
clientes preferidos como McDonald's, Wal-Mart, Tyson, Smithfield)
viven muy bien con este crimen. Mientras tanto, los consumidores, a
quienes prometieron que el Libre comercio resultaría en precios
menores, están pagando más por sus alimentos cada año; el precio de
las tortillas de maíz, que es el principal insumo de la dieta
mexicana, ha subido 300% desde la activación del TLC.

Como han advertido mejoradores de variedades de plantas y botánicos,
contaminar a las variedades criollas irremplazables de México y a su
germoplasma puede ser "catastrófico" para los campesinos y los
consumidores. Por ejemplo, en 1970, millones de acres de maíz de
EUA fueron devastados por el tizón sureño de la hoja, esta plaga
destruyó el 15% de la cosecha, (el 50% en algunas áreas) lo que significó
más de un billón de dólares en pérdidas, sin mencionar la escasez en los
mercados.

Los mejoradores de variedades de plantas recurrieron al banco de
"germoplasma" de las variedades tradicionales de semillas que se
cultivan en México y retiraron distintas variedades resistentes al
tizón sureño de la hoja. Utilizaron técnicas convencionales para
hacer las cruzas y lograron una sola variedad híbrida resistente al
tizón, que fue plantada en 1971, de esa manera, salvaron billones de
dólares en pérdidas y mantuvieron la seguridad alimentaria global.

Para subrayar la importancia central de la diversidad genética del
maíz y de conservar a sus variedades tradicionales o criollas, los
investigadores encontraron en años recientes que una variedad
perenne de la planta madre del maíz, el teocintle, que vive en México,
contiene genes que pueden proteger a las plantas de siete de los
nueve virus principales que infectan al cultivo de maíz en los EUA.

Si los maíces mejorados -híbridos- ya han estado ya contaminando el
centro de biodiversidad en México desde antes de 1970, nadie sabe si
la variedad criolla resistente al tizón sureño de la hoja estará
disponible para salvarnos del atolladero todavía. De forma
semejante, nadie puede predecir el impacto de la contaminación proveniente
del Franken maíz (resistente a herbicidas y con el Bt), a las variedades
del teocintle resistentes a virus y a otros parientes silvestres de las plantas
de maíz. Pero una cosa es cierta, si la globalización continua empujando
fuera de sus tierras a millones de campesinos mexicanos y obliga por la
fuerza a los productores tradicionales a cambiar a cultivos para exportación
distintos al maíz, la mayoría de las variedades criollas, se perderán para
siempre ya que los bancos centralizados de semillas (que almacenan más
que cultivan sus miles de variedades distintas) no podrán preservar de manera
apropiada a las variedades que ya no se están cultivando en sus áreas nativas.
Los analistas estiman que casi un millón de pequeños campesinos
mejoradores y cuidadores primigenios de miles de variedades y razas
de maíz y otros cultivos - ya han sido orillados a dejar sus parcelas y
tierras comunales (ejidos) ya que México esencialmente cedió el
control de su sector agro-pecuario a Cargill, ADM y a otras gigantes
alimentarias norteamericanas.

Hasta los científicos de la EPA, la Agencia de Protección Ambiental
de los Estados Unidos, habían advertido previamente que los cultivos
genéticamente modificados no deben sembrarse donde existen parientes
silvestres del cultivo que se trate (prohibieron cultivar algodón GM
en partes del sur de la Florida donde existen parientes silvestres
del algodón), mucho menos en centros biológicos de diversidad como
las áreas donde crece maíz en México. Desde luego, esta preocupación
acerca de la contaminación genética no detuvo a la EPA en oct 01,
dar luz verde a permitir continuar cultivando por otros 7 años al maíz
Bt, ignorando (la EPA) a las preocupaciones ambientales y en materia de
salud pública, expresadas por grupos de científicos y consumidores -
sabiendo bien que millones de toneladas de maíz genéticamente
contaminado continúan siendo exportadas por compañías de EUA a
centros de diversidad como México, América Central y del Sur y el Caribe.

La ingeniería genética en cultivos agrícolas y el dumping de maíz,
ambos, no sólo colocan una gran amenaza en la biodiversidad del maíz
de México y Centroamérica, sino que también su postura es una
amenaza a la paz y la estabilidad continental. Desde que entró a operar el
TLC, se han descompuesto y destruido mercados locales y regionales
de los pequeños agricultores y campesinos originarios. A los
campesinos les está siendo muy difícil vender su maíz, frijol, café
u otros cultivos.

La pobreza y el hambre rurales han aumentado, han forzado a millones
de campesinos a migrar a los EUA: Han habido y aumentan, los
estallidos desesperación a veces violentos, conflictos en estados
como Chiapas, Oaxaca y Guerrero en México y amenazan volver a
encender conflicto armado a través de Centroamérica.
Amenazas Adicionales Ambientales del Franken- maíz

La amenaza de perder a miles de variedades tradicionales de maíz en
México es solamente uno de los daños ambientales. Otros perjuicios
al ambiente incluyen:

El maíz Bt (Bacillus thuringiensis)- y otros cultivos alterados
con Bt recombinante, colocan una amenaza mortal a la agricultura
orgánica y sustentable (que utiliza menos insumos químico sintéticos),
ya que pueden destruir la eficacia del plaguicida natural más importante
de los agricultores orgánicos. En su forma natural, no procesada por
la ingeniería genética de la biotecnología, la bacteria del Bacillus
thuringiensis es el agente más importante de control en la agricultura
orgánica, las ventas anuales de Bt solamente en los EUA, son de 60
millones de dólares.

. La fórmula no genéticamente modificada de Bt es aplicada
externamente, el sol la desactiva de 2 a 7 días. Los científicos
predicen que la fórmula con la toxina recombinante Bt de larga
duración, superpotente, que se encuentra en el maíz y otros cultivos
Bt, muy probablemente de origen a superplagas (plagas resistentes)
como el gusano de la mazorca, que serán resistentes e inmunes a las
aplicaciones del Bt natural en la agricultura orgánica.

. El maíz y otros cultivos con Bt recombinante, dañan a la red de
alimento en el suelo, matan a los microorganismos benéficos y
reducen la fertilidad de la tierra.

. El maíz Bt exuda su veneno genéticamente alterado dentro del
suelo (una toxina que difiere considerablemente del Bt en su forma
natural) y permanece tóxico hasta 8 meses, aunque las plantas de los
cultivos Bt se destruyan e incorporen con barbecho debajo del suelo.

. Los cultivos con Bt recombinante matan a los predadores naturales
y desarreglan el equilibrio entre los insectos, lo que conduce a
infestaciones de plagas.

. Los cultivos con Bt recombinante matan insectos benéficos como
libélulas y las catarinas.

. Los cultivos con Bt recombinante, debido al aumento de insectos
muertos, reducen el abasto de alimento a otros animales depredadores,
es decir que comen insectos, como los pájaros y los murciélagos.

. El polen del maíz Bt (ingerido junto con otros tejidos de la
planta de maíz contaminada con Bt) mata a las larvas de las mariposas
monarca y de especies emparentadas como la mariposa Karner Blue
que está amenazada con extinción. En Los campos de maíz GM resistente a
herbicida donde se asperja el RoundUp, el matahierbas de Monsanto,
se matan las hierbas dentro y alrededor del cultivo, como a la hierba
de la leche, lo que elimina fuentes de alimento de las mariposas y de
otros insectos emparentados. Los residuos de glifosato - el
ingrediente activo del herbicida RoundUp -, permanecen en el suelo,
en el agua y matan a los microorganismos y a la vida marina.

Daños a la salud humana del Franken - maíz

El maíz transgénico Bt, está diseñado para hacer orificios en los
intestinos de ciertos insectos y matarlos. Pero ¿qué hace esto en
los intestinos, en el sistema inmunológico y en otros órganos vitales de
seres humanos y los animales? Una buena pregunta, especialmente ya
que la industria biotecnológica, la EPA, la Agencia de Protección
Ambiental y otros oficiales del gobierno, no se han molestado nunca
en ver este asunto público de salud, a pesar de las muchas y crecientes
preocupaciones expresadas por un amplio rango de científicos y
grupos de consumidores de interés público. A la fecha, todo mundo ha
escuchado sobre el fiasco del StarLink de hace 18 meses, cuando esa
variedad ilegal y probablemente alergénica de maíz Bt, contaminó el
10 % de los cultivos y hubo por fuerza que retirar 300 productos
alimenticios de marca de los almacenes de abarrotes, - retiros con
un valor de un billón de dólares -, de marcas como las tostadas de
Kraft Taco Bell. ¿Pero qué hay de otras variedades de maíz Bt, en
alimentos que ingieres cada vez que comes un producto de maíz que
no tienen la etiqueta de "orgánico"?

Los Gigantes Genéticos, declaran que, químicamente, el maíz Bt es
"sustancialmente equivalente" al maíz convencional y que comerlo,
tendrá por tanto el mismo impacto fisiológico que comer maíz normal.
Expertos respetados, como el Dr Michael Hansen, de Consumers Union,
señalan que esto no es verdad. La endotoxina del bacillus
thuringiensis y las proteínas expresadas en cada célula del maíz
alterado con ingeniería genética, son diferentes a lo que han comido
desde siempre los animales y los seres humanos. La inserción
azarosa de este "cassete genético" (que incluye promotores, vectores
y genes marcadores resistentes a antibióticos) dentro del genoma del maíz,
es esencialmente al azar, ya que los científicos no saben ni dónde ni
si el gene extranjero sí se recombinará en el ADN de la planta huésped;
tampoco saben cuáles de cientos o hasta miles de proteínas serán
expresadas o se generarán, ni siquiera cuántas copias del gene se
producirán.

Bt, la bacteria natural, que vive en el suelo, no es la misma que
las bacterias Bt patentadas y alteradas genéticamente de Syngenta y
Monsanto, un Bt que es inyectado a plantas de maíz, el maíz GM.
Aunque hay mucho que todavía no sabemos acerca de los daños
potenciales de estar comiendo maíz GM, en términos de toxinas,
alergias e impactos a los órganos internos de los seres humanos y al
sistema digestivo, ya hay suficientes señales de peligro ahora
mismo para darnos una pausa para pensar.

La evidencia creciente incluye:

Cientos de estadounidenses a lo largo del año anterior reportaron
reacciones alérgicas a la Administración de Alimentos y Fármacos, a
la FDA, después de haber comido productos de maíz, posiblemente de
maíz StarLink o de otras variedades Bt.

Científicos han señalado que todas las variedades de Bt, producen
proteínas muy relacionadas cercanamente al alergeno que se sospecha
que está presente en el maíz GM StarLink. en varias granjas del Medio
Oeste de Estados Unidos, han visto al ganado y a otros animales silvestres
llegar y rehusar comer el maíz genéticamente modificado y al mismo tiempo
los han observado ir hasta el maíz natural a pastar o a comer las mazorcas
o bien a comerse toda la planta completa hasta el suelo.

En el Reino Unido, en los años 1995-99, fue llevado a cabo un estudio
bien fundamentado, diseñado cuidadosamente por el Dr Arpad Puzstai.
Las ratas que fueron alimentadas con papas GM con lectinas
recombinantes ( Bt es un miembro de la familia de las lectinas)
sufrieron significativo daño en sus órganos internos y en el sistema
inmunológico. El Dr Puzstai advirtió más tarde - después de haber
sido despedido y cerrado su laboratorio abruptamente -, que todas
las lectinas genéticamente recombinantes, incluyendo las de los cultivos
Bt GM, deben ser cuidadosamente investigadas por posibles efectos
adversos a la salud humana.

Genes marcadores con resistencia a antibióticos (ARM) , genes
similares a los que contiene el maíz Bt, han sido encontrados en los
intestinos de abejas que han consumido polen de plantas GM.
Estudios sofisticados en Noruega e Inglaterra, han indicado que los
genes marcadores resistentes a antibióticos, los ARM, pueden
probablemente combinarse con las bacterias presentes normalmente
en la garganta, en la boca y en los intestinos de los seres humanos.
Estos "genes armados" pueden dar origen a cepas virulentas nuevas
de bacterias resistentes a antibióticos y así agudizar el problema actual
de salud ya tan serio, de bacterias patógenas como la salmonella, ahora
encontrada rutinariamente en la carne y en otros productos de origen
animal que no son orgánicos. La Asociación Médica Británica y la
Organización Mundial de la Salud han recomendado que sea eliminado
el uso de genes marcadores con resistencia a antibióticos ARM en los
cultivos de maíz y en otros cultivos alimentarios.

Las ratas y el Franken maíz, otra historia precautoria

Un joven holandés estudiante de ciencias, Hinze Hogendoorn,
preocupado que la industria y el gobierno han fallado y no han hecho
estudios científicos apropiados sobre la seguridad de consumir maíz
y otros alimentos Frankestein, decidió recientemente poner manos a la
obra. La Dra Mae Wan Ho , genetista británica de renombre en el
mundo y crítica de la biotecnología reportó en dic 01, los resultados
de este experimento sencillo y notable en alimentación animal de
Hogendoorn, en su sitio web: www.i-sis.org Citamos algunas
selecciones del reporte de la Dra Ho:

"Un agricultor holandés dejó dos pilas de maíz en un granero
infestado con ratones, una pila GM genéticamente modificada y otra
no-GM. Los ratones no tocaron la pila GM, mientras que la pila no GM
se la comieron completamente. ¡Increíble! el joven pasante de la
University College, Utrecht, Hinze Hogendoorn, creó sus propias pruebas
de laboratorio y confirmó el hallazgo y hay más aún. Un grupo activista
llamado Jongeren Milieu Aktief, presentó el reporte de Hinze por escrito
al Parlamento Holandés el 11 dic 01 y lo colocó en su sitio web,
www.talk2000.nl".

Cuando Hinze comenzó sus experimentos, no pudo encontrar en la red
de internet un sólo reporte científico de pruebas de preferencia de
animales a alimentos GM contra alimentos no-GM. Extendiendo su
investigación de los efectos de alimentos GM en animales, encontró
reportes de compañías que desarrollan alimentos GM, todos
declarando que no había impactos adversos. Hinze también encontró
que investigadores independientes han reportado efectos dañinos
incluyendo al Dr Arpad Puzstai, que encontró que las papas GM
dañaron al riñón, timo, bazo y a los intestinos de ratones jóvenes.
(Hinze) estaba perplejo al principio, porque habría necesitado ir por
gran cantidad de trámites burocráticos para experimentar con animales.
Sin embargo se las ingenió para rescatar a 30 ratones hembras de seis
semanas de edad, criadas para alimentar serpientes de un centro herpetología.
Les dio una ración de alimento junto con ambos alimentos (maíz y
soya GM y no-GM) que iban a ser comparados, de manera que las ratas
realmente pudieran manifestar su preferencia sin tener hambre.

Para que los ratones tuvieran bastante espacio para moverse se
utilizaron jaulas grandes. Al principio fueron pesados todos los
ratones antes de colocarlos en las jaulas. No habían comido por un
tiempo, pero de manera sorprendente (e inmediata) mostraron
definitiva preferencia a un alimento (prefirieron el maíz y la soya no
modificadas genéticamente). Durante las siguientes (nueve)
semanas, Hinze continuó dándoles de comer maíz o trozos de soya
GM y no GM; los ratones consumieron 61 % del alimento no GM y
39 % del GM cuando tuvieron libre elección.

Para el siguiente experimento, Hinze realizó pruebas para los
efectos para la salud ingiriendo alimento GM. Por los siguientes 10 días,
mantuvo registro de la cantidad de alimento que los dos grupos de
ratones consumieron cada día y pesó a los ratones a la mitad y al
final de los experimentos.

El grupo alimentado con GM, ingirió más alimento, probablemente
porque al empezar, eran ligeramente más pesados en promedio, pero
ganaron menos peso. Para el final, estos ratones de hecho perdieron peso.
En contraste, el grupo que comió alimentos no GM comieron menos y
ganaron más peso, continuaron ganando peso hasta el final del experimento.
Los resultados fueron significativos estadísticamente.

Esa no fue la única diferencia observada. Hubo comportamiento con
diferencias marcada. Los ratones que comieron alimentos GM "parecían
menos activos dentro de su jaula". La diferencia más sorprendente, fue el
día final del experimento. Cuando los pesamos, los que habían comido los
alimentos GM estaban "más angustiados" que los otros. "muchos corrían una y
otra vez alrededor de la canasta, se sacudían desesperadamente el
aserrín y brincaban por los lados casi frenéticos, algo que nunca
antes había visto" ; claramente estaban más nerviosos que los
ratones de la otra jaula. Esta fue para mí la evidencia más desconcertante
de que los alimentos GM no son normales. "For me this was the most
disconcerting evidence that GM food is not quite normal."

Otro "resultado interesante" es que encontramos muerto a uno de los
ratones de la jaula que recibió alimentos GM al final del experimento
Hinze concluyo, "Al final de todo, debo admitir que el experimento
no ha hecho nada para aliviar mis escrúpulos acerca de los alimentos
con adiciones genéticas".

¿Franken maíz o plaguicidas ? elige el veneno

Ya son para temer, los daños causados por el maíz GM y por otros
alimentos GM. Pero, aunque, si la resistencia global lograra sacar
del mercado mañana, al maíz alterado con procedimientos de
ingeniería genética, nos quedamos con un sistema de producción de
cultivo altamente tóxico, de uso intensivo de químicos sintéticos de estilo
industrial. Este sistema de producción de cultivos, está minando la
fertilidad del suelo, contamina las fuentes que suministran agua a
cada municipio y está transformando muy rápidamente a los pueblos
indígenas y a los agricultores campesinos en especies amenazadas con
la extinción. Aun sin cultivos Frankestein, estamos todavía ante un
proceso de globalización fuera de control, mismo que está
desplazando de sus tierras a millones de agricultores y está forzando a
campesinos desesperados a talar los bosques que todavía quedan en pie.
El proceso de globalización, se está llevando directamente a la
extinción a cientos de miles de razas y variedades tradicionales de plantas,
microorganismos y animales.

El maíz convencional no -GM y los plaguicidas de Syngenta son
alarmantes tanto como su Franken Maíz. Las ganancias de Syngenta
vienen de vender sus semillas de maíz GM, el maíz Bt, a los
agricultores o de venderles semillas de maíces híbridos,
convencionales, que requieren fertilizantes y plaguicidas de forma
intensiva y que también requieren utilizar su matahierbas, el
Atrazine, un cancerígeno reconocido. Desafortunadamente el Atrazine
no sólo mata hierbas, sino que termina como un residuo peligroso en
la carne y en los productos lácteos que provienen de animales
alimentados con maíz que ha sido asperjado con Atrazine. Este herbicida
junto con los otros plaguicidas de su "paquete" han contaminado también los
pozos y el agua potable en el 97 % de las comunidades del "cinturón
de maíz" de los Estados Unidos. ¿Qué es más peligroso entonces, comer
maíz Bt, consumir residuos de plaguicidas en hamburguesas como una
Big Mac o en productos lácteos que no son orgánicos
o beber el agua de la llave de tu casa?

De forma similar, Monsanto está en el negocio de vender plaguicidas
tóxicos y herbicidas, ya sea a quienes siembran cultivos GM o a
quienes siembran híbridos no GM, a quienes combaten la droga en
Colombia o en California con aspersiones de RoundUp, a quienes
siguen tratando de tener un jardín perfectamente verde en los
fraccionamientos. Después de 100 años de envenenar al público con
sustancias como los PCBs y el Agente Naranja, ahora Monsanto nos
dice que sus tóxicos químicos más recientes como el herbicida RoundUp o
sus más recientes variedades de semillas como la del maíz listo para el
RoundUp (que tolera al herbicida) son perfectamente seguros.
¿Debemos creerles ? o ¿qué hay de Cargill ? están felices
vendiendo fertilizantes nitrogenados a los agricultores (los nitratos van a
dar al agua que beben los estadounidenses), sea que estén sembrando
cultivos Frankestein o las variedades híbridas comerciales
convencionales; o ¿qué hay de ADM ? están contentos de venderte
maíz, sea o no GM, mientras que pueden bajar los precios que pagan a los
agricultores por sus cosechas y pueden subir los precios a su
"enemigo", el consumidor.

La solución por supuesto, es comprar y comer alimentos orgánicos,
comprar de agricultores y de compañías locales y de la región donde
vivimos, en vez de comprar alimentos procedentes de corporaciones
transnacionales, siempre que sea posible.

Los mexicanos pueden proteger su salud y su biodiversidad haciendo
boycott al maíz GM gringo contaminado y comprar maíz orgánico que es
producido por agricultores mexicanos que cultivan variedades
tradicionales. Los consumidores en EUA, de forma semejante, pueden
proteger su salud, a sus hijos y su agua potable, al comprar
alimentos orgánicos y locales. Por fortuna, esto es lo que más y más gente
está haciendo cada día, no sólo en los Estados Unidos sino en todo el
mundo.

En 130 países, hay agricultores que están produciendo alimentos
orgánicos certificados, para un booming market, un mercado de
consumidores que está creciendo muy rápido; este proceso, hace de
la agricultura orgánica, el conjunto productivo de mayor crecimiento en
el sector agrícola en el mundo.

Treinta millones de estadounidenses compran ahora alimentos
orgánicos y los números crecen cada mes. Desde el pasado 11 de septiembre
2001, las ventas de alimentos orgánicos y naturales han aumentado un 8 %.

RAISE HELL NOT FRANKENCORN
En vez de cultivar Maíz Frankestein, a armar líos

Más allá de votar por un futuro sostenible y orgánico con nuestros
dólares de consumidores, tenedores y cuchillos, los consumidores
orgánicos necesitamos organizarnos por nuestros medios en una fuerza
política potente y capaz. Tal como decía hace 100 años Mother
Johnes, la líder populista a los estadounidenses rurales "es momento de
cultivar menos maíz y cultivar un gran lío". En vez de permitir a
los políticos elevar nuestros impuestos para subsidiar las ganancias de
los Gigantes Genéticos y las utilidades del agro-negocio
corporativo, deberíamos estar armando líos en Washington y en las
capitales de nuestros estados, para elevar los impuestos de las corporaciones,
para subsidiar alimentos y un entorno natural sanos. En lugar de
subsidiar maíz GM, que utiliza plaguicidas intensivamente y en lugar de
subsidiar granjas industriales, nuestros billones de dólares
destinados a subsidio agropecuario deben estar promoviendo la
agricultura orgánica, deben estar salvando familias agricultoras y
promover el Comercio Justo, no al Libre Comercio entre las naciones.

La OCA, la Asociación de Consumidores Orgánicos, está organizando
junto con sus aliados de la Coalición de Alerta, Alimentos producto
de la Ingeniería Genética, la GEFA, Genetically Engineered Food Alert,
<www.gefoodalert.org un día de protesta nacional, el 6 de febrero.
Nos dirigiremos a la compañía alimentaria más grande de EUA, a la
Kraft / Phillip Morris a otras compañías y cadenas de supermercados,
para que retiren el maíz GM de los productos para los consumidores
en EUA. Este día le diremos al gobierno que saque del mercado al maíz
Bt a menos que pruebe que es seguro para los seres humanos y para el
entorno (que por supuesto no puede hacer).

Al mismo tiempo estaremos haciendo un llamado a los exportadores de
granos y al gobierno de los Estados Unidos a proteger la diversidad
genética del maíz; a honrar y respetar el tratado global de
Biodiversidad del cual se creó el Protocolo de bioseguridad
Protocolo Internacional de Seguridad de la Biotecnología CBD) que fue
negociado en Cartagena, en Colombia y firmado en febrero del 2000.
Todo lo cual se puede hacer si se detiene y termina con el dumping del
maíz GM, que está subsidiado con nuestros impuestos y siendo enviado
a México y a otras naciones.

Necesitamos tu ayuda para presionar a Kraft y para repartir volantes
en los supermercados de las cadenas más grandes el día 6 de febrero.
Necesitamos decirle a los Gigantes Genéticos de EUA que paren de
vender maíz Bt y otros productos Frankestein no etiquetados ni
evaluados seguros.

Si deseas ayudar a volantear en tu comunidad, por favor envía un
e-mail a simon @organicconsumers.org. Para enviar una carta por
e-mail a Kraft haz click aquí
http://www.gefoodalert.org/takeaction/

Mantente sintonizado a Noticias de BioDemocracia y a nuestro sitio
web www.organicconsumers.org, para conocer las últimas noticias y
avances. Tenemos miles de artículos en nuestro website, (con un
buscador adecuado para encontrarlos), que tratan de alimentos GM,
vacas locas, irradiación de alimentos, agricultura industrial,
seguridad alimentaria, alimentos orgánicos y globalización. En
nuestro website encontrarás la información más reciente y Alertas para la
Acción en las campañas vigentes de la OCA como la Campaña Starbucks.
Ve y chécanos.

# Fin de BioDemocracy News #37 *** enero - febrero 2002
por Ronnie Cummins; Organic Consumers Association.
Traducción, Ana Ruiz Díaz ; Red de Permacultura México que es
miembro de la Red de Acción de Plaguicidas de Norteamérica PANNA,
aruiz @laneta.apc.org México DF 23 ene 02
Lista de correo electrónico de Biodemocracy:
Biodemocracy@listsrv.organicconsumers.org


Home | News | Organics | GE Food | Health | Environment | Food Safety | Fair Trade | Peace | Farm Issues | Politics
Forum | Español | Campaigns | Buying Guide | Press | Search | Volunteer | Donate | About Us | Contact Us | Email This Page

Organic Consumers Association - 6771 South Silver Hill Drive, Finland MN 55603
E-mail: Staff · Activist or Media Inquiries: 218-226-4164 · Fax: 218-353-7652
Please support our work. Send a tax-deductible donation to the OCA

Fair Use Notice: The material on this site is provided for educational and informational purposes. It may contain copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. It is being made available in an effort to advance the understanding of scientific, environmental, economic, social justice and human rights issues etc. It is believed that this constitutes a 'fair use' of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the US Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, the material on this site is distributed without profit to those who have an interest in using the included information for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material from this site for purposes of your own that go beyond 'fair use', you must obtain permission from the copyright owner. The information on this site does not constitute legal or technical advice.
Please Support Our Sponsors!

Organic Valley

Organic
Valley

Dr. Bronner's Magic Soaps

Dr. Bronner's
Magic Soaps

Botani Organic

Botani
Organic

Aloha Bay

Aloha Bay

Eden Organics

Eden Foods

Frey Vineyards

Frey
Vineyards

Intelligent Nutrients

Intelligent
Nutrients